La simulación de delitos ¿es legal?

La simulación de delitos ¿es legal?

Escrito por: Ildefonso Gómez    25 noviembre 2014     Sin comentarios     2 minutos

Se trata de una pregunta que muchos nos hemos hecho: ¿tendría alguna repercusión que simuláramos un delito? Si lo comentamos entre la gente que está cerca de nosotros, obtendremos todo tipo de opiniones. No obstante, la ley es clara en este tipo de aspectos, por lo que vamos a intentar arrojar algo de luz acerca de un tema que nos convendría saber.

En un principio, simular un delito es, en sí, algo no legal, lo que significa que podríamos tener más de un problema en el caso de que lo hagamos. De todas formas, repetimos lo que os hemos dicho antes. Para poder hacernos una idea más exacta tendríamos que echarle un vistazo al código penal.

Concretamente, el Código Penal español, que data de 1995 especifica lo siguiente al respecto de la acusación y las denuncias falsas:

Artículo 456: Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados con penas que oscilan entre una multa a dos años de prisión, en función del delito que se hubiese imputado.

El artículo 457 del mismo código dice lo siguiente:

El que, ante alguno de los funcionarios señalados en el artículo anterior, simulare ser responsable o víctima de una infracción penal o denunciare una inexistente, provocando actuaciones procesales, será castigado con la multa de seis a doce meses.

Resumiendo: si simuláis un delito, podríais incluso ir a la cárcel, por lo que os recomendamos que no lo hagáis bajo ingún concepto. En el caso de que tengáis algún problema, lo mejor será comentarlo a los organismos pertinentes.

Imagen | Nemo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.