30 noviembre 2009 Imágenes

despues_fiesta_parranda_consecuencias

Creo que en nuestra vida siempre hay un tiempo en donde nos dejamos llevar por nuestros instintos juveniles y lamentablemente no todas las historias que recopilamos a lo largo de esa gloriosa época son halagadoras.

Hace mucho tiempo después de las clases de la universidad fui a la fiesta organizada por un amigo para festejar el fin de semestre, recuerdo que había tanto whisky que terminamos completamente ebrios.


Mi amigo me pidió que me quedará en su casa por mi seguridad, sin embargo decidí tomar un taxi e ir a mi casa; el problema fue cuando desperté al día siguiente en la puerta de uno de los hoteles más caros de la ciudad.

Pero eso no fue lo peor pues me habían quitado mis zapatos, mi maletín, móvil y todo el dinero que llevaba encima; felizmente un taxista caritativo se ofreció a llevarme hasta mi casa.

Esa fue una de las experiencias más traumáticas que sufrí en la universidad, y desde esa vez controlo mi forma de beber; como dijeron mis familiares en esa ocasión:

“Tuve suerte de que no perder la vida”

Foto | Acid Cow

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *