10 marzo 2016 Salud, Sexo

Pareja

Se trata de una de las practicas que más se llevan a cabo por las parejas. Cuando se realiza el sexo, el varón termina eyaculando, acto que es aprovechado por su pareja, en ocasiones, para ingerir el líquido resultante. Podríamos decir que esta práctica es de riesgo debido a múltiples razones. Gracia a la ciencia podemos conocer cuales son los peligros que corren las personas que realizan este tipo de actividades.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que gracias al semen se contagian una gran cantidad de enfermedades, además de incluir enfermedades de transmisión sexual. De hecho, existen personas que son alérgicas y que sufren problemas estomacales cuando lo tragan. Depende del organismo de cada uno. En el líquido están incluidos más de 50 componentes diferentes entre los que se incluyen hormonas, proteínas y vitaminas. Las prostagladinas, por ejemplo, puede provocar contracciones musculares en el sistema digestivo.

Mencionar que el principal peligro del semen reside en los componentes incluidos, los cuales pueden llegar a ser peligrosos dependiendo del organismo del receptor. Es evidente que este fluido es rico en vitamina C, zinc, potasio, magnesio y una gran cantidad de componentes beneficiosos para la salud. El peligro está en que puede desencadenar efectos insospechados con las demás combinaciones.

Tragar semen podría ser calificado como una práctica sexual de riesgo debido a todos los peligros que entraña. Una práctica no recomendada en absoluto. Las encuestas afirman que son muchas las parejas que lo hacen. Aunque eso no significa que no vayan a tener problemas de salud. Cuidado con esto. Sobre todo si tenéis alergias.

Vía | SexInfo Online
Foto | Pixabay – Unsplash

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Julian Lasso

    Total no se dijo nada interesante ni nada productivo…

    • Ildefonso Gómez

      Hola Julian,
      Se pone especial énfasis en que el hecho de tragar semen es una práctica sexual que puede conllevar un riesgo extremo. Sobre todo porque es una vía de contagia de enfermedades sexuales.

      Por supuesto, no está recomendado.

      ¡Un saludo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *