17 febrero 2016 Informática

Hospital

No hay duda de que todos podemos ser víctimas de los conocidos virus informáticos denominados ransomware. La principal actividad de estos es bastante clara: cifrar los ficheros de los sistemas informáticos, impidiendo su acceso y pidiendo una interesante cuantía de dinero. De hecho, no han sido pocos los usuarios que han tenido que formatear sus discos duros para impedir que siguieran haciendo daño.

Lo que no se esperaba el Centro Médico Presbiteriano de Hollywood es que un virus ransonware fuera a atacarles. Al parecer, un grupo de crackers ha conseguido insertar la amenaza en los ordenadores de la estructura hospitalaria, cifrando todos los archivos y pidiéndoles un total de tres millones de dólares para poder recuperar el material. Ya sabéis lo que ha sucedido: al tener todos los ficheros inaccesibles, se han visto obligados a paralizar, en cierta manera, el funcionamiento. El centro médico está en el caos.

Es evidente que la manera de actuar del hospital ha tenido que cambiar por completo. Por ejemplo, algunos pacientes han sido derivados a otros centros, mientras que los trámites se están haciendo a mano. Las pruebas médicas también han sido suspendidas: al no tener acceso a los ordenadores, tampoco pueden consultar el material necesario.

Los problemas son tan graves que la Policía de Los Ángeles y el FBI se han puesto a trabajar juntos con el fin de dar con los responsables del ataque y devolver todo a la normalidad. Parece que no están dispuestos a pagar los 3,6 millones de dólares que piden. En el caso de que los ficheros no puedan ser descifrados, los daños serían extremos tanto a la salud de los pacientes como a la administración del centro médico.

Sinceramente, esperamos que encuentren una solución al problema. En este caso se juega con la salud de cientos de personas que necesitan llevar a cabo determinados procesos para poder seguir vivos. Teniendo en cuenta que las enfermedades que se curan en el hospital son graves, está claro que el ataque no resulta moralmente bueno. Ni materialmente.

Vía | Business Insider
Foto | Pixabay – blickpixel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *