18 junio 2014 Comida, Salud

NeveraSiempre tenemos la manía de guardar casi todo en la nevera, en especial en los meses estivales. Pensamos que la calor echará a perder la fruta, la verdura, y otro tipo de alimentos, pero estamos algo equivocados. Es por eso, que conviene estar informados de que alimentos son convenientes guardar en la nevera durante el verano.

Verduras y hortalizas como los tomates (que frenan su proceso de maduración en la neveray pierden propiedades importantes), las cebollas (que se ponen blandas y mohosas, al igual que los calabacines y las berenjenas), los ajos y las patatas (fuera de la nevera y alejadas de las cebollas, ya que los gases que emiten unas y otras termina por estropearlas) muestran mejor su sabor y sus cualidades en un lugar a temperatura ambiente.

Alimentos dulces como la miel o el chocolate, que siempre hemos creído que se estropean rápidamente fuera del frigorífico. El frío hace que la miel se cristalice y sea difícil poder paladear su sabor. Por otro lado, el chocolate es cierto que se derrite con mucha calor pero si esta es soportable, conviene dejarlos fuera para que no pierda su sabor y adquiera un color blanquecino, poco agradable a la vista.

Frutas como los pl√°tanos o los aguac√°tes. Los pl√°tanos hay que conservarlos en lugar fresco y luminoso, ya que las bajas temperaturas acaban por pocharlos y darles ese color negro tan poco apetecible. Los aguacates cambian su llamativo color verde a uno negro poco atractivo, se endurecen y pierden gran parte de su sabor. No estropeemos esta delicia dej√°ndola en la nevera.

Y otro gran error es el del pan y las conservas. S√≠ podemos congelar el pan para sacarlo a posteriori y que se descongele a su aire (nunca en microhondas) pero mantenerlo en la nevera supone estropearlo a corto plazo. Las conservas, en especial cuando ya las tenemos abiertas, pueden ser campo minado para la atracci√≥n de hongos y bacterias y, en consecuencia, que las transmitan a otros alimentos. Conviene mantenerlas, tambi√©n, en lugares frescos y, una vez abiertas, guardarlas en un tupper de pl√°stico o alg√ļn recipiente de cristal.

Aunque parezca una tontería, esto que consideramos lo más normal del mundo, le resta propiedades y sabor a muchos de los alimentos básicos en nuestro día a día. No tengamos miedo al calor y coloquemos cada cosa en su sitio para que podamos sacar el mayor partido de ellas en alimentación y salud.

Vía | que.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *