22 septiembre 2007 Curiosidades

Comprar un alma en la gran página de subastas de Internet puede salir barato. O caro, según se mire. Lo único cierto es que hay quien ha colgado una oferta y ha tenido sus pujas.
47,51 euros ha sido la puja ganadora de la subasta por un alma. A principios de mes, un vendedor de E-bay puso a la venta su alma, en “estado usado”, por la que tuvo dieciséis pujas de diez interesados en ella.

En el papel colocado por el vendedor, radicado en la localidad madrileña de Móstoles, podía leerse: “Yo, Pablo Peñalver Menéndez, entrego mi alma al poseedor de este documento bajo el consentimiento de Dios que se encargará de las gestiones innecesarias”.

La descripción realizada por el mostoleño señalaba que era un alma “completamente legal y con todos los papeles en regla”, especificando que “el documento posee a parte [sic] de mi firma y la de dos testigos [sic] la firma del propio Dios responsabilizándose de todo lo necesario para el traspaso del alma, y por supuesto el simbolo [sic] de autenticidad del cielo arriba a la derecha”.

Algo que recuerda bastante a aquél capítulo de Los Simpson en que Bart vendía su alma, en un papel escrito, a su amigo Mildhouse.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *