1 abril 2007 Curiosidades

Y nos quejamos de los árbitros españoles, un árbitro brasileño dio inicio a un partido del torneo de fútbol del Estado de Sao Paulo sin poner a rodar el balón, porque se lo había olvidado, generando así abucheos, risas y comentarios jocosos de los presentes.
Tras verificar los últimos detalles y dirigirse al centro del campo junto a sus dos asistentes, Ferreira saludó a los capitanes y con los dos equipos y dio el pitido inicial. Sin embargo, no se dio cuenta de que había olvidado el detalle principal: no llevó balón al punto medio del terreno.
Así llegó la reacción de la tribuna que comenzó a abuchearle y a lanzar gritos de “¡burro, burro!”, mientras varios jugadores reían y le indicaban al juez que debía pedir el balón para poder comenzar el juego, que finalmente acabó con empate 2-2.

arbitro.png

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *