21 junio 2014 Alucinante, Iniciativas

Patatas

El trabajo dignifica y otras lindezas como esa, forman parte de nuestro día a día. Lo que no se podía imaginar el que inventó dicha frase, es que, en algún momento, la especialización de los trabajos se pudiera convertir en algo absolutamente curioso o, simplemente, que no creeríamos que existe.

Quizás estoy exagerando pero juzguen ustedes mismos algunos de los trabajos más extraños vistos por ahí.

  • Inspectores de patatas fritas: dícese del personal que se encarga de supervisar, en la línea de montaje de dicho producto, aquellas que sean desechables o que se encuentren en un estado excesivo de cocinado. Es decir, alguien que se encarga de decir si las papas están buenas o no.
  • Modelos de pies: un curioso trabajo en el que la única parte del cuerpo que desempeña algún tipo de labor son los pies. Unos pies en condiciones sirven para anunciar calzados, lociones y otros productos relacionados con ellos. Me pregunto, a efectos laborales, como resulta esa relación entre empleado (los pies) y el jefe (dueño de los pies).
  • Buzos de pelotas de golf: en este caso, se trata de recoger las pelotas de los campos de golf que caen en las lagunas de los mismos, con el objetivo de poder recuperarlas y utilizarlas para la venta. No me puedo imaginar a alguien vestido de buzo, cogiendo una pelota de golf.
  • Médicos de muñecas: aunque no lo parezca, el nombre parece pegar mucho, ya que esta labor si requiera de una gran destreza. Estas personas se dedican a reparar, pintar y rearman las partes de los muñecas que se han perdido, roto o dañado. Este si me parece un trabajo que necesita de la habilidad de un cirujano.
  • Inspectores de Huevos: sé que suena mal de entrada (y puede llevar a confusión), pero, seguramente, tendrá su nivel de importancia. Estos inspectores se dedican a examinar los huevos para ver si tienen trizaduras y otras irregularidades, antes de ser estampados para su aprobación. Un trabajo con un par de…..
  • Asistentes de lanzadores de cuchillos: este me parece el peor de todos los que hoy vamos a ver en este post. Y, ahora, hablo muy en serio. Por que hay que tener valor para ser utilizado como blanco humano en el lanzamiento de cuchillos, por muy experto que sea el que lo haga. Los inspectores anteriores bien podían examinar aquí algo.
  • Solfeggist: este es el que más dudas genera, por que, hasta que no lo explique, seguramente no sabrán lo que es. El que se dedica a esta profesión, escucha música grabada y supervisa, a través de un monitor, las notas en composiciones difíciles de distinguir. Sin duda que es una práctica muy sonora.

¿Acaso piensan que con esto hemos terminado? ¿Que no existen más profesiones con un aire ligeramente extraño en el mercado laboral? Están muy equivocados. Está ha sido sólo la primera entrega de una serie de los trabajos más extraños que se pueden tener en el mundo. La siguiente entrega, en breve y les recomiendo que no se la pierdan.
P.D. Lo flipo

Vía | averlo.com
Foto | flickr-Despi Ross

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 junio 2014
  2. Los trabajos más extraños que se pueden tener en el mundo (II) 9 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *