29 diciembre 2015 Comida, Curiosidades

Café

Tal y como reza el título de la entrada, nos estamos quedando sin café. El conocido grano, imprescindible para las personas más madrugadoras, está disminuyendo su presencia en todo el mundo, por lo que la adquisición es cada vez menos frecuente. En primer lugar, debemos tener en cuenta que las condiciones climatológicas del año 2015 no han sido especialmente buenas para la producción del grano, lo cual ha tenido consecuencias negativas. No es solo eso: países como China o India están aumentando la demanda, haciendo también que las necesidades sean más difíciles de suplir.

Brasil, por ejemplo, es uno de los principales productores de café del mundo. Pero el tiempo no ha sido favorable para la cosecha. Eso, unido a la comentada demanda, ha hecho que las necesidades se estén cubriendo a duras penas. En 2016 no tendremos mayores problemas, aunque sí los habrá en los años siguientes, cuando empecemos a ver cómo el precio del grano va subiendo ligeramente hasta ser demasiado caro.

A las duras condiciones climatológicas, las cuales impiden cosechar más café, se unen las mayores necesidades de algunos países que, hasta ahora, no lo tomaban. Todo esto provocará un resultado del que ya se está avisando: próximamente habrá menos café, a la vez que el mismo será más caro de adquirir. Parece que las personas que lo toman cada mañana deberán tener cuidado con los niveles de consumo.

Desconocemos si esta situación cambiará de alguna forma, aunque mucho nos tememos que, de momento, no hay pistas que sugieran que durante los próximos años aumentará la cantidad.

Vía | Science Alert
Foto | Wikimedia Commons – Airair

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *