12 mayo 2016 Naturaleza

Tormenta

Cuando observamos una tormenta, lo cierto es que pueden tener lugar todo tipo de fenómenos naturales. Algunos de ellos bastante curiosos: lluvias a gran velocidad, viento fuerte o incluso rayos que queman instalaciones eléctricas. Esta última cuestión nos lleva a intentar solventar una duda bastante curiosa: ¿cuál es la temperatura de los rayos? Las malas lenguas dicen que es extremadamente alta, aunque es necesario analizar el fenómeno para poder llegar a una conclusión.

Según diversos estudios científicos, la temperatura de los rayos de las tormentas pueden llegar a alcanzar los 30.000 grados Kelvin (29.726,85 grados Celsius). Una temperatura extrema. Para hacernos una idea, solo hace falta decir que la superficie del Sol se encuentra a una temperatura de 6.000 grados Kelvin. Impresionante ¿verdad? Más aún si os decimos que en el interior del cuerpo se pueden alcanzar incluso los 15 millones de grados Kelvin.

En comparación, podemos decir que la temperatura de los rayos no solo es extrema para el ser humano, sino que también puede ser más alta que la de algunas partes del propio Sol. Ya tenemos una razón por la que hay que temer a las tormentas.

Por otra parte, decir que lo que da miedo de los rayos no es solo la temperatura, sino también los efectos que puede tener sobre el cuerpo y sobre el ambiente que nos rodea. Una descarga de esa magnitud puede provocar que se quemen miles de aparatos, que haya una subida de tensión o, simplemente, que se “esfume” el cuerpo que toca. Ya hablamos en su día de fallecidos por este fenómeno.

Está claro que la temperatura de los rayos de las tormentas puede llegar a ser muy alta. Cuidado con este tipo de fenómenos naturales.

Vía | Discovery
Foto | Pixabay – sethink

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *