6 mayo 2016 Salud

Comiendo

Es una cosa que siempre se ha dicho: si comemos mucho, el estómago puede explotar. Sin embargo ¿esta afirmación es cierta? Miremos las cosas desde el punto de vista de la ciencia. Conocemos que el estómago puede tener muchas formas, siendo un órgano elástico que se adapta según las situaciones. No hace falta más que ver las sensaciones que tenemos en diferentes momentos.

Miremos también las cifras. En un principio, el estómago de una persona adulta puede albergar entre 1 y 1,5 litros de comida antes de que llegue el momento en el que tenemos la sensación de querer vomitar. Si eso no ocurre, el órgano tiene la posibilidad de estirarse hasta cuatro veces más. Es decir, podríamos llegar a soportar hasta seis litros de comida. Si eso no se evita y se sigue comiendo, es muy posible que el estómago explote.

Es evidente que tener una ruptura estomacal podría tener consecuencias funestas. En un principio, la zona se llenaría de bacterias y ácidos que causarían graves infecciones. Incluso afectaría a otros órganos. Sí, ya ha sucedido que el estómago explote, aunque algunos pacientes han conseguido sobrevivir.

Por lo general, en el caso de que comáis mucho, lo más posible es que el propio cuerpo obligue a que vomitéis. Existen excepciones en el caso de tener algún tipo de enfermedad o problema de salud. Confirmamos que el estómago puede llegar a explotar, pero lo hará en casos bastante raros. Nuestra recomendación: cuidado con comer demasiado. La sorpresa podría llegar a ser alta y extremamente mayúscula.

Vía | Today I Found Out
Foto | Kaboompics

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *