17 diciembre 2014 Curiosidades, Salud

Uñas

Debemos reconocer que en el equipo de Lo He Visto existe algún redactor que antes se mordía las uñas. Un vicio que, afortunadamente, ha podido dejar. Pero no nos centremos en eso y hagamoslo sobre la verdadera razón que está detrás de esta actividad, a veces, tan perjudicial. Morderse las uñas es para algunos un hábito habitual. ¿Por qué se producen este tipo de acciones?

El hecho de morderse las uñas (y a veces incluso hacerse sangre) está detrás del hecho de que algunos ni siquiera puedan controlar sus impulsos. Por eso es tan natural que se lleven los dedos a la boca. Algunos científicos afirman que se trata de un trauma o un periodo de carencia durante la lactancia. Hay que tener en cuenta que puede deberse a una falta o exceso de comida en la infancia.

En aquellas personas que tengan muchos nervios o ansiedad, también es habitual ver cómo hacen esto. De hecho, es una manera de reprimirse y controlar sus impulsos. En vez de estallar, simplemente se muerden las uñas para evitar males mayores. Es evidente que no todos los “mordedores” tienen estos síntomas, por lo que es muy posible que se encuentren mordiéndose las uñas y sean personas muy tranquilas.

Dejar de morderse las uñas es algo fruto de la voluntad y el control psicológico por lo que, si queréis llegar a este fin, os recomendamos que sigáis algún tipo de tratamiento o simplemente os esforcéis vosotros mismos con el fin de lograrlo. Estamos seguros de que vuestros dedos os lo agradecerán.

Vía | BBC
Foto | FML

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *