11 noviembre 2016 Vídeos

Accidente

Está claro que hay situaciones en la vida que pueden llevarnos a un cierto límite. Ante este tipo de momentos utilizamos todas las herramientas que están a nuestra disposición con el fin de realizar lo que pensamos lo más adecuado. Aunque también es cierto que incluso de estos momentos salen situaciones curiosas. Kevin Diepenbrock, un ciudadano estadounidense, vivía una de estas situaciones recientemente. Aunque no podéis imaginar lo que sucedió.

Fue hace unas semanas cuando Kevin sufría un accidente automovilístico que le dejaba tumbado en el suelo, con varios huesos rotos y los pulmones perforados. Realizaba varios intentos de aviso a los servicios de emergencias. Incluso compartía su estado en Facebook. Nadie parecía escucharle. La situación era límite debido a que estaba en una zona situada entre Tennessee y Carolina del Norte. Viendo que pasaban las horas y que nadie le ayudaba, ya se daba por muerto.

Ante la situación desesperada, y con un amigo ya fallecido en la carretera, Diepenbrock decidía grabar un vídeo para despedirse de su familia. En el mismo decía que “les amo, siento haber sido tan estupido” refiriéndose a sus familiares. Tras la grabación, permanecía tumbado esperando la ayuda. 27 horas después de la colisión, una pareja notaba su presencia y procedía a rescatarlo. Menos mal que pudo ser trasladado a un hospital.

Kevin se recupera favorablemente del accidente, aunque el vídeo ya se ha hecho viral y actualmente está arrasando en las redes sociales, con miles de visitas diarias. Menos mal que la situación ha quedado como una curiosidad. Desafortunadamente, tenemos que lamentar un fallecimiento.

Vía | Youtube – Knoxville News Sentinel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *