21 enero 2011 Curiosidades

sueno-extrano-dificultades-problemas-experiencia

Ayer tuve un día intrincado y sólo quería que termine la jornada para empezar nuevamente, sin embargo no imagine que las preocupaciones invadirían mi subconsciente provocando un sueño bastante extraño, sólo espero que sus peculiaridades no decaigan en lo ridículo.

La escena comienza en una pequeña habitación donde jugaba con mi hija, y todo iba perfectamente hasta que un amigo golpeó la puerta de forma desesperada; él mencionó que dos personas me buscaban para hacerme daño; por lo tanto, no teníamos tiempo que perder, pues debíamos escapar antes de que nos encuentren.


Así que tome la decisión de hacer caso a su consejo y empezamos a buscar una forma de salir del pueblito montañoso; cuando llegamos a media montaña observe a las dos personas que me perseguían, y para ser sincero no entendía el por qué, pues no los reconocía.

Y después de un tiempo conversando con mi hija sobre sus deseos de volver a la casa de su mamá llegamos a un helipuerto, ahí mi amigo comentó que no podía seguir adelante porque ese era su límite, sin embargo me deseo todo lo mejor y después de abrazarme desapareció.

sueno-extrano-dificultades-problemas-experienciaa

Al cabo de unos segundos empecé a sentirme acorralado porque mis captores estaban demasiado cerca, incluso creí que todo estaba perdido, hasta que mi hija dijo que podía pilotar un helicóptero. Sin dudar acepté la propuesta y empezamos a elevarnos, pero cuando parecía que los dejábamos atrás una falla mecánica nos obligó a descender.

Lo extraño fue que al aterrizar nos ubicamos en la ciudad donde vive la madre de la bebe, en ese momento mi hija empezó a sonreír y a decir que faltaba poco para estar a salvo. Caminamos algunas cuadras y de improviso aparecieron los hombres que me seguían, así que tuve que defenderme.

No recuerdo bien como hice para ganar el enfrentamiento, pero les aclare que cualquier tipo de problema sería solucionado después de dejar a mi hija con su mamá; ellos contestaron que no me preocupará, pues sólo estaban probando mi aptitud. Luego de esa pequeña charla se alejaron sin decir nada.

Unos instantes más tarde me despedí de la bebe con un abrazo, un beso y mucha alegría.

Hasta ahora no entiendo que quiere decir este sueño, pero estoy seguro que mis preocupaciones se despejarán muy pronto, todo depende del esfuerzo y la objetividad que le otorgue a cada situación.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 enero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *