25 febrero 2015 Salud

Durmiendo

Existen enfermedades y enfermedades. Aunque no lo parezca, todavía hay algunas dolencias que han sido diagnosticadas, pero de las que poco más se sabe. Sus síntomas son datos que se manejan, pero todavía no se tiene una cura 100% fiable. Una de estas enfermedades es el conocido como síndrome de Kleine Levin. La primera persona en ser diagnosticado con ella fue MacDonald Critchley, en 1942. Pero sigue en activo.

El conocido síndrome afecta a los ciclos de sueño de los pacientes. De esta manera, quienes lo sufren afirman que pueden llegar a dormir en ratos de hasta 20 horas seguidas. Después de eso, se despiertan durante unos momentos, en los cuales sólo son capaces de comer e ir al servicio. Un mal que ya se ha hecho lo suficientemente famoso como para aparecer en películas y series.

Los episodios se traducen en apariciones de varios días, en fases de entre dos y 12 veces anuales. Es decir, la gente se queda dormida (durante una buena cantidad de horas) y después se despierta completamente confundida y desorientada. Algo que les impide llevar a cabo con normalidad su vida cotidiana.

Resulta especialmente curioso que el 70% de las personas que sufren la enfermedad sean hombres, aunque lo cierto es que puede hacer acto de aparición a cualquier edad. Los investigadores y médicos siguen trabajando para encontrarle alguna solución.

Desconocemos si algunos de nuestros lectores la padecerá pero, en el caso de que sea así, no estaría mal que nos diérais vuestras opiniones. ¿Cómo es la vida teniendo que dormir hasta 20 horas seguidas?

Vía | RARE Daily
Foto | Juanedc

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *