27 julio 2015 Curiosidades, Vídeos

Silencio

Durante años se ha “jugado” con la posibilidad de que el silencio pueda volver locas a las personas. No es extraño. La sensación de no escuchar nada puede provocar síntomas un poco curiosos, además de varias dolencias psicológicas e incluso físicas, con diferentes resultados. Simplemente, muchas personas no pueden aguantar estar en un ambiente en el que no escuchen nada. Algo que ya se ha demostrado en alguna que otra ocasión.

Sin ir más lejos, en Mineápolis existe una cámara que es definida como el lugar más silencioso del mundo. Se trata de una cámara anecoica, una habitación que tiene las paredes recubiertas de material aislante. Es tan silenciosa que lo único que se puede escuchar allí son los sonidos del propio cuerpo, como las pulsaciones, la respiración o los fluidos interiores. A veces puede llegar a resultar terrorífico.

Existe un mito que dice que las personas solo pueden permanecer en el interior durante un tiempo de 45 minutos, como máximo. Dicen que, mientras que algunos se descomponen físicamente, otros llegan a sufrir alucinaciones. De ahí salen las habladurías que expresan que estar en el completo silencioso puede volvernos locos.

Tal y como podéis ver en el vídeo de arriba, el chico que entra (y que está durante unos minutos) en la cámara llega a tener diferentes actitudes. La respuesta a la pregunta de si el silencio puede llegar a volvernos locos todavía es difícil de responder. Por el momento, solo se puede decir que depende de la actitud y la mentalidad de cada persona.

Vía | Youtube – Veritasium
Foto | Wikimedia Commons – Adamantios

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *