15 febrero 2016 Curiosidades

Risa

El contagio de la risa es un tema del que nosotros mismos hemos hablado en más de una ocasión: ¿quién no se ha reído al ver que otra persona estaba tirada por los suelos debido a que algo le había hecho gracia? La verdad es que casi todos hemos vivido esa situación en alguna ocasión. No obstante, es conveniente echarle un vistazo a los comentarios de la ciencia para conocer por qué sucede esto.

Dos psicólogas de la Universidad de Wisconsin han trabajado en el tema y han extraído una conclusión que ya conocíamos: “reír es contagioso“. Sin embargo, según el estudio, la risa no es el único gesto que se contagia. Existen otros que repetimos porque una persona ya lo esté haciendo. De hecho, siempre intentamos imitar las expresiones faciales de los demás.

Es en la repetición donde reside la razón de que copiemos la risa. Por lo general, si una persona realiza un gesto, nosotros también nos sentiremos “invitados” a hacer lo mismo. No importa si es al fruncir el ceño, al reírnos o simplemente porque veamos que alguien está subiendo las cejas repetidas veces. Nos veremos empujados a imitar lo que vemos.

La próxima vez que veáis a alguien realizar un gestor tened cuidado: es muy posible que vuestro cuerpo, de manera inconsciente, intente hacer lo mismo. Sin ir más lejos, podríamos definir la manía como algo muy peligroso. Más que nada porque podría poneros en serios apuros: ¿qué pasaría, por ejemplo, si imitáis a vuestros jefes? Podría haber una discusión.

Vía | EurekAlert! Science News
Foto | FlickR – Eric McGregor

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *