19 mayo 2016 Curiosidades

Enfadado

Cuando estamos de mal humor, parece que todo se viene abajo. No pensamos, trabajamos mal, e incluso trasladamos las malas sensaciones a otras personas. Esto último es bastante curioso, ya que parece que estuviéramos contagiando nuestras mismas sensaciones a otras personas. Ante el panorama que se nos presenta, preguntamos lo siguiente: ¿es posible contagiar el mal humor?

Según la ciencia, los enfados se pueden contagiar. Según Gary W. Lewandowski Jr., jefe del Departamento de Psicología de la Universidad de Monmouth, Estados Unidos, el mal humor es más contagioso que las emociones positivas. Esto es porque copiamos y adoptamos los estados emocionales de las personas que están cerca de nosotros, incluyendo familiares y amigos.

Todo comienza con la imitación de pistas sobre el estado de ánimo, incluyendo expresiones faciales, posturas y movimientos. A eso hay que añadir la negatividad que se transmite. Finalmente, las emociones entre dos personas se sincronizan, dando lugar al conocido contagio del mal humor. Tened en cuenta que, cuanto más cercana sea la persona, existe más riesgo de contagiarse con las emociones. Las posibilidades aumentan aún más cuando estamos cerca de alguien que tiene más poder que nosotros.

El mayor reto reside en identificar a las personas que están de mal humor. Si las evitamos, en cierta manera, y nos unimos a las que tienen una actitud positiva, no hay duda de que obtendremos más beneficios.

El mal humor, en cualquiera de sus expresiones, es bastante perjudicial. Puede llegar a tener consecuencias muy negativas, por lo que os recomendamos estar atentos ante las sensaciones que recibáis a diario. No os dejéis llevar por malas emociones.

Vía | Psychology Today
Foto | Pixabay – Olichel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *