28 junio 2007 Coches, Noticias

Lo último que han hecho ha sido una campaña que se presenta bajo el eslogan: “Conduces deprisa. Nadie cree que la tengas grande”. Ése es el lema empleado en Australia para intentar reducir las muertes en la carretera. Se trata de relacionar el exceso de velocidad y los alardes de masculinidad con la falta de esta última. Por aquello del “dime de qué presumes y te diré de lo que careces”, según informa El País.

El vídeo publicitario en muy explícito en sus mensajes: Varias mujeres se miran con complicidad y levantan el dedo meñique con cara de desprecio cuando un conductor pasa demasiado deprisa a su lado. La cosa queda clara: van deprisa, luego tienen el pene pequeño.

Al parecer la campaña está resultando efectiva. En poco espacio de tiempo ha dado la vuelta al mundo. Medios de comunicación como la BBC o Il Corriere Della Sera se han eco de la curiosidad y varios internautas han colgado el vídeo en youtube.

La campaña ha costado más de un millón y medio de euros y pretende que el exceso de velocidad se convierta en una práctica socialmente criticada. El anuncio se emitirá en cines, televisión, internet y vallas publicitarias.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *