28 septiembre 2015 Salud

Aire contaminado

Las ciudades más pobladas y en las que hay más actividad industrial tienen un grave problema: el humo. La industria está emitiendo grandes cantidades de aire contaminado que está provocando problemas de salud a los ciudadanos. Está claro que el conocido smog no es bueno, si queremos llevar una vida completamente normal. Lo que no sabemos son, concretamente, los efectos que tiene sobre los pulmones.

Los síntomas más comunes son tos, molestias en la garganta y dolor de pecho. Pero eso es solo superficial, teniendo en cuenta lo que el humo está haciendo por dentro. En primer lugar, mencionar que el smog es una combinación de los gases que emiten las industrias y los que son expulsados por los motores de combustión interna de los vehículos. Las intenciones no podían ser buenas.

Cuando el aire contaminado llega a los pulmones se forman nuevas partículas que, entre otras cosas, son responsables de las cardiopatías y el cáncer. De hecho, provocan daños importantes a estos órganos, con inflamación de los mismos y dificultades para respirar. Si no se soluciona la situación, estas partículas siguen estando en el interior del cuerpo, creando nuevos daños y agravando la salud con la aparición de nuevas enfermedades, entre las que se encuentran dolencias respiratorias.

El conocido smog se sigue dando, sobre todo, en las ciudades más pobladas. Afortunadamente, muchos Gobiernos se han puesto manos a la obra con el fin de solucionar la problemática en el menor tiempo posible. No solo se evita dañar el medio ambiente: también se ayuda a las personas que viven en las urbes. Ya sabéis que la salud es extremadamente importante.

Vía | The Melbourne Newsroom
Foto | Wikimedia Commons – Fidel Gonzalez

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *