1 febrero 2016 Curiosidades, Vídeos

Bala

En las películas de acción, cuando disparan un arma ni siquiera vemos las balas. Parece que las mismas se camuflan con el aire, aunque después el efecto sea el debido. También existen algunas escenas en las que se dispara bajo el agua con resultados totalmente inimaginables: ¿quién no ha visto cómo el malo del film es asesinado por un disparo en una lucha en el mar?

Si no conocéis a Andreas Wahl, os recomendamos que os apuntéis su nombre. Se trata de una persona que suele probar todo tipo de experimentos, aunque ello signifique ponerse a sí mismo en peligro. Uno de sus últimos intentos ha sido bastante inquietante: se ha disparado a sí mismo bajo el agua con el fin de comprobar la manera de comportarse de las balas en el líquido.

La lógica es clara en este tema: el agua es un fluido más denso que el aire, por lo que la bala iría a una velocidad menor, con una potencia también más baja que dejaría su previsible efecto en nada. Es decir, en cuanto salga del arma, el proyectil se parará en pocos centímetros, impidiendo que pueda matar a nadie.

En el experimento podemos ver cómo la bala ni siquiera se acerca a Wahl, por lo que podemos estar tranquilos. Cuando veáis, en las películas, cómo los proyectiles actúan en el agua, sabed que los mismos deben perder velocidad y detener su camino. Nada de matar a nadie.

Por otra parte, os recomendamos echarle un vistazo a los vídeos de nuestro protagonista. Tiene experimentos muy interesantes.

Vía | Youtube – NRK Viten
Foto | Pixabay – BRAIN_PAIN

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *