16 septiembre 2015 Curiosidades, Salud

Pensando

El funcionamiento de la memoria todavía es un misterio. No es para menos, ya que serán necesarios muchos estudios con el fin de que podamos conocer con exactitud cómo funciona nuestro propio cerebro. Hay una cosa que siempre nos hemos preguntamos: ¿por qué recordamos determinados momentos, pero desechamos otros? La ciencia nos da la respuesta. Un resultado que, al fin y al cabo, es bastante lógico.

El cerebro se encarga de almacenar aquellos recuerdos que son importantes para nosotros y de olvidar los que no tienen importancia. De esta manera, tenemos guardado el recuerdo de nuestra primera entrevista de trabajo o de nuestro primer día de clase, pero no recordamos lo último que hemos comido. Así, muchas porciones de nuestra memoria se van borrando debido a que no es completamente necesario que las tengamos guardadas.

También hay que tener en cuenta que para poder recordar es necesario olvidar. Los recuerdos antiguos y no necesarios van siendo reemplazados por nuevos que sí que tienen una cierta importancia. Aunque ya os decimos que la cantidad de situaciones es variopinta, por lo que la velocidad y la calidad de los recuerdos podría variar mucho de una persona a otra.

Si alguna vez olvidáis algo, sabed que es porque vuestro cerebro no le ha dado la importancia suficiente como para que tenga que estar almacenado. Es posible que, al final, nos estemos enfrentando a un problema de atención y concentración. ¿Bastará con estar atentos para que los recuerdos sigan en nuestra memoria? Las investigaciones siguen hacia adelante.

Vía | The New York Times
Foto | Pixabay – Ben_Kerckx

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *