24 septiembre 2015 Salud

Miopía

La miopía es uno de los problemas de la vista más comunes de la actualidad. El hecho de que estemos continuamente delante de una pantalla, forzando los ojos y mirando todo tipo de objetos y texto propicia uno de los males más populares y padecidos. Sin embargo, son pocas las personas que saben de verdad cómo afecta al cuerpo y qué es.

Básicamente, la miopía da lugar cuando los objetos más lejanos se ven borrosos. Se trata de un fallo del interior del ojo. La luz debe ser refractada por la córnea, para posteriormente ser proyectada hacia la retina. En los casos en los que el globo ocular es demasiado alargado o la córnea demasiado curva, la imagen se proyecta mal, por delante de la retina: los objetos que estén lejos se verán borrosos.

Los orígenes de la miopía no están claros, pero mucha gente dice que es hereditaria. Por otra parte, también existen muchos casos que hacen pensar que se provoque por motivos externos. Para comprobar si tenéis miopía, podéis asistir a la consulta de algún oftalmólogo con el fin de que os haga un análisis. Son sencillos y no tienen riesgos.

Existen dos maneras de tratar la miopía: con gafas o lentillas, y con operaciones. La mayoría de las personas afectadas utilizan las primeras. No obstante, son cada vez más los enfermos que se meten en quirófano con el fin de arreglar el problema de manera definitiva.

La miopía se ha convertido en una enfermedad muy común, aunque poco a poco se van haciendo públicos nuevos tratamientos, a cada cual más efectivo. Parece que dentro de unos años no deberíais tener este tipo de problemas. Por supuesto, esperamos que la información pueda serviros no solo para constatar si de verdad tenéis la enfermedad, sino también para poner en marcha una solución.

Vía | AOA
Foto | Wikimedia Commons – Stef48

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *