4 mayo 2016 Tecnología, Textos

Religión

No hay duda de que las religiones están presentes en nuestras vidas, de una manera u otra. Su influencia llega a límites imprevistos. Incluso al sector de la informática. De hecho, las mismas afirman que Dios está presente en todos lados, por lo que también tiene mucho que ver con lo que hagamos en la red. Pero ¿qué pensaríais si os dijéramos que, al estar compartiendo contenidos en Internet, también estáis vulnerando algunos de los mandamientos del Catolicismo?

La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social ha presentado el documento “La piratería en el cine. Una mirada desde la Doctrina Social de la Iglesia”, en el que se analiza la piratería desde el punto de vista de esta institución. Hace especial mención al hecho de subir material ilegal a la red con el fin de distribuirlo de manera gratuita, algo que parece “un pecado contra la virtud de la justicia” debido a que “impide dar a otros lo que les es debido“. Es decir, un robo en toda regla.

Al parecer, al compartir material con derechos de autor en la red estaríamos contribuyendo a “un daño al bien común de la sociedad“. También se condena el deseo de poseer los bienes ajenos. Y esto corresponde al décimo mandamiento.

En definitiva, los obispos afirman que compartir materiales ilegales en la red constituye un “freno en el desarrollo de una actividad básica para la sociedad“, además de infringir leyes humanas y de Dios. Por último, se menciona a la red como una herramienta de evangelización que permite aunar a los fieles y encontrar material didáctico y útil.

Nos gustaría realizar varias preguntas: ¿pensáis que compartir materiales con Copyright en la red implica infringir los Mandamientos de Dios? Una curiosidad que, no en vano, merece un estudio más profundo. Puede que la teoría sea más grave de lo que pensamos.

Vía | Te Interesa
Foto | Pixabay – Devanath

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *