12 diciembre 2008 Humor

Esto de las llamadas por teléfono tiene su riesgo. Le toca el turno a las damas, ¿qué pensaban?, ¿qué todas merecen ser canonizadas?, pues jamás, todos tenemos nuestro talón de Aquiles, vaya sorpresa que se lleva la novia y que mal queda el que quiso darla.

La situación es la siguiente, el tipo por trabajo nocturno la pasa siempre fuera de casa, pero está decidido a darle una llamada sorpresa a su novia y de alguna manera demostrarle lo importante que es para él (pide ayuda a la radio local). Pero… ¿qué te pasaría por la cabeza, si te contesta un hombre desde tu propia casa a altas horas de la madrugada?

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *