19 mayo 2012 Noticias

Rifle

Hay un refrán que dice que ‘la curiosidad mató al gato’. Parece que algo parecido le pasaba hace unos días a un ciudadano neoyorkino, el cual estaba buscando sensaciones nuevas. Fue en ese momento cuando pidió a un amigo que le disparara, para saber qué se sentía.

Al parecer, el chico estaba harto de verlo en películas, por lo que decidió probarlo por sí mismo. Tras varias peticiones, uno de sus amigos aceptaba dispararle en una pierna.

Ayudándose de un rifle de calibre 22, el chico, identificado como Shawn Mossow, de 25 años, disparaba a su amigo en la pierna derecha. Como era de suponer, la bala le provocaba heridas bastante graves en la zona afectada, por lo que el chico tuvo que ser trasladado a un hospital, donde se recupera favorablemente.

Mossow, el autor del disparo, ha sido acusado de negligencia peligrosa y está en prisión, bajo fianza de 10000 Dólares.

Vía | Noticias Insólitas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *