3 junio 2012 Accidentes, Alucinante, Curiosidades, Noticias

Pez

Parece que, en ocasiones, las bromas pueden llegar a convertirse en un accidente muy grave. Hace unos días, Anil Barela, un niño de 12 años, jugaba en un río cercano con sus amigos. La broma era simple: Intentaban tragarse el máximo número de peces.

Sin embargo, Anil sufría un accidente y, en vez de tragarse uno de los peces, lo aspiraba, alojándolo en uno de sus pulmones. Debido al suceso, comenzó a tener problemas de respiración, por lo que tuvo que ser trasladado a uno de los hospitales de la zona.

Tras varias pruebas, los médicos eran tajantes: El oxígeno en sangre del pequeño había descendido, por lo que era necesaria una intervención con el fin de extraer el pez del pulmón.

Sin ir más lejos, los doctores tardaban un total de 45 minutos en extraer el pez, a través de una broncoscopía.

Pramod Jhawar, especialista y experto en este tipo de intervenciones, explicaba que “es la primera vez que veo un caso parecido en mis 20 años de experiencia“.

Barela ya se encuentra en casa, recuperado casi por completo. El suceso ha dejado con la boca abierta a más de uno.

Vía | Noticias Insólitas

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Las bromas pueden tener consecuencias muy caras, es mejor pensar antes de hacer una cosa como estas es mejor mantener los niños supervisados por una persona mayor no descuidarlos por mas confianza que uno les tenga.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *