23 noviembre 2008 Noticias, Salud

Viagra

Sólo tiene dos años, pero se ve obligado a tomar Viagra cuatro veces al día o si no, morirá.

Al pequeño Calvin Muteesa le prescribieron el famoso remedio contra la impotencia cuando tenía apenas tres meses. La Viagra parece el mejor remedio para que sobrelleve mejor su hipertensión arterial pulmonar, una rara afección en pequeños que provoca riesgos serios en su sistema cardiovascular, según puede leerse en The Sun.


La Viagra relaja sus arterias pulmonares y mejora la circulación de la sangre en su cuerpo y la oxigenación de la ésta.

Maureen, la madre de Calvin, cuenta que su hijo fue operado cuando sólo tenía un día y que las ecografías no detectaron el problema de su hijo. Acusa a los médicos de actuar de manera incorrecta, especialmente cuando su pequeño estuvo a punto de morir por culpa de una bronquitis a los tres meses.

Ahora Calvin vive con ventilación artificial, “algo terrible cuando lo único que te importa es la salud de tu hijo”, dice Maureen a The Sun. Sobre el uso de Viagra acepta el buen resultado ya que “impresionante, cada vez que la toma es completamente diferente”.

Vía | 20 MINUTOS

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *