29 julio 2008 Coches, Vídeos

La mayoría de los niños son traviesos por naturaleza y siempre debemos tener mucho cuidado con ellos pues a veces sus travesuras les causan bastante daño.

Imaginamos que el niño estaba jugando con la puerta del coche para caerse de esa forma sin embargo tuvo bastante suerte de salir ileso de la caída incluso de ser atropellado.

Sin duda fue uno de los sustos más grandes que sufrió su mamá.

Vía | Totalmania

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *