7 junio 2006 Deportes

PARIS— Lanzado en la defensa de su título, el español Rafael Nadal avanzó hoy a semifinales del Abierto de Francia tras el retiro de su rival, el serbio Novak Djokovic, cuando le ganaba 6-4, 6-4.

Los dolores en la espalda obligaron a Djokovic a abandonar el partido al iniciarse el tercer set cuando servía.

‘‘Lo siento por él. No es bonito ganar así’’, dijo Nadal al terminar el partido.

Nadal (2do preclasificado), que ya suma un récord de 58 victorias consecutivas sobre tierra batida, dominó casi la totalidad del encuentro, aunque en el segundo set perdió en dos ocasiones su servicio y el serbio llegó a incomodarlo con su tenis.

El próximo rival de Nadal saldrá del duelo entre el croata Ivan Ljubicic (4) y el francés Julien Benneteau, el único jugador no preclasificado en cuartos de final.

La brevedad del partido ‘‘me viene bien para semifinales’’, dijo Nadal, que sólo ha cedido dos sets en lo que va de torneo, aunque en su partido de tercera ronda ante el local Paul Henri Mathieu necesitó de casi cinco horas para seguir con vida en el torneo.

Ayer quedó definida la semifinal del otro cuadro: El número uno del mundo Roger Federer ante el argentino David Nalbandian (3).

Nadal comenzó el partido con un juego muy preciso ——sólo incurrió en seis errores no forzados—— y unos fuertes golpes que llevaron al serbio a cometer 14 errores no forzados.

El segundo set tuvo la misma tónica hasta el final del tercer game, cuando Djokovic tuvo que ser asistido por un masajista por unos dolores en la espalda cuando perdía 3-0. Ese descanso pareció darle fuerzas al serbio, que le rompió el servicio en dos ocasiones a Nadal para acercarse a 5-4, pero el español cerró rápidamente el set.

No obstante, el serbio continuó doliéndose de su espalda, especialmente tras sus servicios y golpes de revés.

Era la primera vez en siete participaciones en Grand Slams que Djokovic, una de las promesas del tenis mundial a sus 19 años, se plantaba en cuartos de final. El año pasado en el Roland Garros abandonó por un problema respiratorio cuando jugaba en segunda ronda ante el argentino Guillermo Coria.

Nadal es el claro favorito para alzarse con el Roland Garros, no sólo por su racha de victorias consecutivas, sino por los tres torneos que ha ganado sobre tierra batida éste año. Dos de ellos ante Federer, en el Masters de Roma y en el torneo de Monte Carlo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *