24 abril 2007 Alucinante, Humor

Cuando vayas a asustar a alguien, procura que no sea una persona muy rápida o se te puede regresar el “susto”.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *