8 marzo 2012 Noticias

Li Xiufeng

Si dijésemos que una persona ha estado muerta durante seis días, seguro que serían pocos los que lo creerían. Sin embargo, eso es lo que le ha pasado a Li Xiufeng, una mujer china de 95 años que ha permanecido muerta durante varios días.

Al parecer, tras sufrir un colapso, tropezar y golpearse la cabeza, Li quedaba inmóvil en la cama, sin signos de vida. Chen Qingwang, la persona encargada de llevarle las comidas todos los días, descubría que la mujer estaba tendida sobre la cama y que, al parecer, había muerto.

Ni corto ni perezoso, Chen comenzó con los preparativos del funeral. Según ha afirmado, “la empujé y la llamé, pero no reaccionaba. Incluso comprobé su respiración, pero no había señales de que siguiera con vida“.

Más exactamente, los hijos de Xiufeng fueron los encargados de seguir con los preparativos del entierro, para lo que compraron un ataúd y lo dejaron en casa, con el cadaver de la protagonista dentro. Sin embargo, Qingwang debió llevarse un susto de muerte, ya que llegó a la casa y se encontró con que la caja estaba completamente vacía.

Finalmente, encontraban a la mujer sentada en un taburete, en la cocina, mientras cocinaba.

Un final feliz para un caso un poco macabro.

Vía | La Patilla

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *