25 septiembre 2013 Comida

Siempre que pensamos en moda nos viene a la cabeza las pasarelas de alta costura, las modelos de vértigo y todo ese glamour que lo rodea. pero lo que seguro que no te viene a la cabeza es la cocina, y menos aún una tapa callejera.

Pues el chef galardonado con 2 estrellas Michelín, Ramón Freixa ha cumplido el reto de unir dos cosas tan distintas como la cocina y la moda en una sola tapa. Según Freixa, aunque son cosas tan distintas están muy unidas, por lo que no le ha sido muy difícil inspirarse.

Para esta tapa tan peculiar Freixa se ha basado en dos enfoques de la moda: la moda urbana de ropa ponible en el día a día con la moda más sensual y glamourosa. Esto sumado a un toque asiático ha dado como resultado un corneto muy atractivo y sensual riquísimo.

Ramon Freixa

Por un lado, dentro de un cono de papel de periódico el chef ha pensado en unas nueces de Macadamia bronceadas, una tempura de alga Nori, unas chips de patata vileta y un crujiente de manzana reineta. Todo ello para dar un toque muy urbano y que se pueda comer por la calle (como la moda urbana).

Por otro lado, una rosa roja muy sensual sirve de cama para un misterioso tuvo como los de pasta de dientes que esconde en su interior un sabroso yogur de romero y rosas. Todo ello forma parte de la moda más sensual y colorida, la que es para ocasiones especiales.

Esta tapa ha sido presentada en la pasada edición de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid, junto a dos padrinos de lujo: Elena de Martín Lanothe y Juan Vidal, dos grandes modistos españoles.

Seguro que todos los asistentes se quedaron como nosotros al ver una tapa tan original y divertida para unir dos aspectos tan diferentes pero similares a la vez como la moda y la gastronomía.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 septiembre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *