16 marzo 2016 Salud

Cabeza

Los trasplantes de órganos se han convertido en algo habitual en los tiempos que corren. A veces nos da por pensar que parecemos robots, más que otra cosa. No obstante, aunque no lo parezca, hay algunas operaciones que todavía no se han llevado a cabo. Por ejemplo, los trasplantes de cabeza se han convertido en un sueño próximo a conseguir. Aunque la tarea no será todo lo sencilla que parece. Ya comentamos el hecho hace unos meses, aunque ahora tenemos más información.

Valery Spiridonov será la primera persona que recibirá un trasplante de cabeza. Este ciudadano ruso de 30 años padece una enfermedad degenerativa mortal, por lo que se ofrecía hace años para la prueba. Acerca de la pregunta sobre si la operación será peligrosa, tenemos que decir que sí. La comunidad científica se ha centrado en la figura de Sergio Canavero, un médico e investigador italiano que será el responsable del movimiento. De hecho, ya ha realizado experimentos con perros y monos, aunque estos solo han sobrevivido durante unas horas.

Hunt Batjer, presidente de la asociación de neurocirujanos de Estados Unidos, ha explicado que el movimiento es muy peligroso y que Spiridonov podría experimentar “efectos peores que la muerte“. De hecho, no ha recomendado el procedimiento. Debemos tener en cuenta que, cuando se complete el trasplante, el paciente será colocado en un coma inducido durante un total de un mes, recibiendo todo tipo de drogas. Cuando despierte, no podrá respirar o moverse por sí mismo. Sin ir más lejos, si la conexión entre la cabeza y el cuerpo es exitosa, el cerebro enviará todo tipo de señales dolorosas al resto del organismo.

Sin duda, el movimiento es muy peligroso y no garantiza que Valery Spiridonov vaya a sobrevivir. En todo caso, ya ha admitido que “no tengo miedo, acepto las posibles consecuencias“. Él solo quiere ayudar en la investigación y tener un cuerpo funcional, aunque sea solo durante unas horas.

El primer trasplante de cabeza del mundo se llevará a cabo el 2017. Si todo sale bien, podría tratarse de un punto de inflexión en la ciencia de todo el planeta.

Vía | Business Insider
Foto | Pixabay – GregMcMahan

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *