9 octubre 2007 Internet

Bélgica tuvo noticia el pasado fin de semana de que mafias que operan por Internet han conseguido acceder a servidores informáticos en los que se almacenaba datos confidenciales de ciudadanos belgas e incluso suplantarlos en sistemas de banca por la Red, con el resultado de pérdidas económicas aún no cuantificadas.

La primera información fue conocida el sábado. La Policía federal investiga ataques, que según todos los indicios proceden de la mafia rusa, contra las secciones de Internet de dos grandes bancos, KBC y Dexia, y de uno menor, Argenta.

Las ‘incursiones’ tuvieron lugar en mayo y llegaron a comprometer la seguridad de los servidores bancarios. Que se sepa, quince clientes fueron los principales perjudicados. Sus pérdidas han sido resarcidas por las entidades financieras, pero la cantidad defraudada no ha sido dada a conocer.


Del segundo caso se tuvo noticia ayer. Ladrones informáticos habrían conseguido penetrar en el servidor de una empresa alemana de venta de entradas para espectáculos que da servicio a varios grupos belgas.

Los ladrones lograron hacerse con información de tarjetas de crédito de 66.000 personas, 200 de las cuales son belgas. Bank Card Company, la sociedad que gestiona en Bélgica Mastercard y Visa, anunció ayer que las cuentas comprometidas han sido bloqueadas por precaución, aunque, al parecer, el fraude ha resultado ser muy limitado.

La comisión bancaria ha confirmado los ataques, así como que eran fruto de expertos. Bélgica es uno de los países europeos donde la banca por Internet tiene una implantación mayor. Son más de medio millón las transacciones registradas al día, garantizadas todas ellas por elementos de seguridad sofisticados. Del orden de cuatro millones de personas utilizan este medio para todas o una parte de sus actividades bancarias. En los últimos tres años se han detectado un total de cincuenta casos de fraude, por un montante de 800.000 euros.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *