9 enero 2009 Alucinante, Curiosidades, Fabricación casera, Friqui, Iniciativas, Tecnología, Vídeos


Esta máquina construida por la mano del hombre se llama Lrry-1. Su poderosa tosca armatoste es impulsada por un motor Citroen de 2 caballos de fuerza. Sus ojos funcionan como radares de velocidad y por si fuera poco, el creador que por 4 semanas se dedico en su alucinante juguete, lo dotó del poder de los dragones, ¿ya adivinaste?, ¡si! escupe fuego por la boca.

Pese a su velocidad, el solo hecho de su visión deja a cualquiera estupefacto, y como muchos dicen deseosos por tener uno igual o mejor. El Lrry-1 me recuerda a historias góticas, apocalípticas y de anime real.

Vía | No puedo creer

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *