29 agosto 2007 Musica

Amy Winehouse, cantante de soul británica, se ha encontrado al enemigo en casa. Sus suegros han pedido a los fans que dejen de comprarle discos hasta que tanto ella como su marido busquen terapia para dejar las drogas. «Así comprenderán que su comportamiento es inaceptable», dijeron Giles y Georgette Fielder-Civil. «La única solución es no marginarlos», contestó Mitch Winehouse, padre de la cantante.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Pedro

    Y después de esto, Giles y Georgette Fielder-Civil se fumaron un buen peta y se esnifaron unas rayas como estas _______________ _______________ _____________ y, vaya, que agusto se quedaron.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *