16 marzo 2015 Curiosidades

Tumba

Las leyendas urbanas son, por lo general, grandes mentiras que se inventan con el fin de pasar un rato divertido o simplemente para aterrorizar a la gente. Sin embargo, existen algunos que son bastante sorprendentes por el hecho de que están basadas en hechos reales. ¿No las conocéis? Pues entonces os aconsejamos que prestéis atención, ya que las historias que os vamos a comentar son más ciertas de lo que podríais pensar.

Empecemos con la primera: ¿sabíais que en India salió una ley que obligaba a los familiares de los enfermos a ser los propios donantes? Esto provocó una situación peligrosa: algunas personas eran atraídas a entrevistas de trabajo dónde los drogaban para quitarles los órganos. Al final se quedaban sin las dos cosas.

Otra leyenda urbana es la de las decapitaciones: dicen que, cuando una persona es decapitada, la cabeza sigue funcionando durante unos segundos. En 1905, se pudo comprobar la habladuría con un condenado a muerte. La sorpresa fue que, durante cinco o seis segundos, movía los ojos y “respondía” a los estímulos.

Dos cosas más: hay gente que se suicida durante la noche de Halloween, mezclándose con los cuerpos y dando la sensación de que son bromas macabras. ¿Sabíais también que hay gente a la que han enterrado viva? Se descubría el hecho cuando se abrían las tumbas, y las mismas habían sido arañadas.

En 2013, se descubrió que el agua de un hotel era oscura y con un olor bastante fuerte. No es una leyenda urbana: había un cadáver en uno de los tanques.

Como veis, la realidad a veces supera a la ficción. Y también nos sorprende más que esta última.

Vía | Kizaz
Foto | OpenClips

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Descubren una criatura sin identificar en una playa de Filipinas 28 febrero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *