30 junio 2014 Accidentes, Noticias, Sexo

Pene
Creo que, a la mayoría de la gente (aunque hay excepciones), no le gusta pasar por el quirófano. A veces, es cuestión de vida o muerte y otras es por que consideramos que es lo mejor. Y ya que tienes que pasar el mal trago, al menos confías en que te dejen lo mejor posible, sea lo que sea de lo que te intervengan.

Pues que se lo digan a un paciente de un hospital de Montreal, en Canad√°, que vio como el tama√Īo de su pene se vio reducido hasta los dos cent√≠metros y medio. Incre√≠ble pero cierto. El individuo, en cuesti√≥n, acudi√≥ a este hospital con dolencias en su miembro viril, all√° por verano de 2011.

Al parecer, sus lesiones derivaron de la actividad sexual que manten√≠a con su mujer. En el hospital, tras ser examinado, se le diagnostic√≥ un traumatismo menor, por lo que no era necesaria ninguna intervenci√≥n quir√ļrgica. Sin embargo, semanas despu√©s, este hombre volvi√≥, quej√°ndose de que el problema no desaparec√≠a y que aquello le imped√≠a tener una vida sexual de plena normalidad.

Siendo examinado de nuevo, los m√©dicos determinaron que se hab√≠a fracturado el pene, por lo que se decidieron por intervenirle quir√ļrgicamente. Tras la operaci√≥n, la sorpresa vino en forma de cicatriz permanente, la cual, pasado el tiempo, le redujo el tama√Īo de su pene hasta los dos cent√≠metros y medio.

El paciente ha decidido, por tanto, denunciar al hospital que le realizó la operación, por una cantidad aproximada a los ciento cincuenta y cinco mil dólares, por negligencia médica. No solamente por la reducción de su pene, sino por que ello le ha producido una disfunción que ha supuesto el fin de su matrimonio y de su vida sexual.
P.D. Lo Flipo

Vía | que.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *