27 septiembre 2008 Humor, Vídeos

Festejar el cumpleaños de un amigo en el trabajo es común en toda empresa, sin embargo en ocasiones las sorpresas las da el que debería recibir los regalos y en esta ocasión creo un ambiente perjudicial para el olfato.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *