6 mayo 2007 Humor

Durante una visita al Instituto Psiquiátrico de Leganés, la ministra de sanidad le preguntó al director qué criterio se usaba para definir si un paciente debería o no ser internado.

“Bueno” – dijo el director – “hacemos la prueba siguiente: llenamos una bañera de agua, luego ofrecemos al paciente una cucharita, una taza y un cubo y le pedimos que vacíe la bañera. En función de cómo lo haga, sabemos si hay que internarlo o no”.

“¡Ah! Entiendo” – dijo la ministra.- “Una persona normal usaría el cubo porque es más grande que la cuchara y la taza”. “No, no”- dijo el director. – “Una persona normal sacaría el tapón de la bañera.

Sra. Ministra, qué prefiere: ¿una habitación con o sin vistas?”

banyera.jpg

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *