3 noviembre 2016 Naturaleza

Kilauea

No hay duda de que la lava es sorprendente. No solo por su color, rojo fuego, sino también porque puede llegar a crear efectos impresionantes. Hoy centraremos nuestra atención en Kilauea, un río de lava que desemboca en el propio mar. Este río de fuego, como ha sido apodado por varias personas, está ubicado en Hawai. Concretamente, en uno de los volcanes más activos del mundo. Algunas personas, incluso, se atreven a desafiar a la lava, aún siendo conscientes de que podrían tener más de un problema.

La situación del Kilauea es bastante sencilla. Simplemente nace en un volcán cercano, convirtiéndose en un río de lava que baja hasta el mar. Es evidente que, aunque su temperatura es extremadamente elevada, se va enfriando según va llegando al agua helada. Este tipo de ríos no tienen ninguna consecuencia para el océano, aunque sí es cierto que la vida en los alrededores es casi inexistente debido a las altas temperaturas.

Mencionar que el espectáculo presente en este río de lava es tan impresionante que algunos ya han dicho que se trata del mismísimo infierno. De hecho, la actividad volcánica en las inmediaciones es frecuente, desembocando a su vez en todo tipo de peligros a los que solo unos pocos osados se atreven a acercar. En todo caso, el Kilauea se ha convertido en una maravilla visual que ya está sorprendiendo a personas de todo el mundo.

Si los ríos de lava ya son impresionante, el caso del Kilauea es aún más espectacular. Sin duda, un infierno digno de visitar.

Vía | Youtube – Discover Oregon

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *