4 febrero 2012 Curiosidades, Humor, Noticias

Cajero automático

Imaginad que os quedáis sin dinero y tenéis que acudir a uno de los múltiples cajeros automáticos que hay en vuestra ciudad. La operación es sencilla: Metemos la tarjeta, seleccionamos el importe a extraer, y la máquina nos da el dinero que hemos solicitado. Sin embargo, algo cambia cuando estamos hablando de esto aquí.

Concretamente, el protagonista de hoy es un cliente sueco de una sucursal bancaria del país. Al parecer, esta persona se quedaba sin dinero, por lo que fue a un cajero automático. Tras seleccionar un importe de 700 Coronas Suecas, tras lo cual la máquina se quedó bloqueada.

Pero, aparte de eso, observó que un pequeño hilo asomaba desde un rendija. Un hilo del que, por supuesto, comenzó a tirar de inmediato. Y lo que sacó era, ni más ni menos, que una rata muerta.

Tras avisar a los empleados del supermercado donde estaba el cajero, estos procedieron a quitar el animal, a la vez que proporcionaban a la persona sus 700 Coronas Suecas. Tras sacar el recibo, pudo irse por donde había venido con sus billetes nuevos.

Vía | Noticias curiosas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *