12 noviembre 2011 Noticias, Tecnología

El extremo que llevan a algunos al fanatismo por Apple o simplemente a la tecnologia puede llevar a más de uno entre rejas y eso es lo que le ha pasado a Michael Alan Skopec de Illinois.

Es que a quien se le ocurre, cuando se te estropea el iPhone consultas a tus amigos maqueros o lo llevas a tu Apple Shop más cercana, pero no llamas al 911 como a este hombre se le ocurrió. Después de que se le estropeara el iPhone llamó hasta 5 veces al número de emergencias para decir que no le funcionaba bien y como no podía ser de otra forma, ya sabemos que los americanos no tienen mucha paciencia con estas cosas, fue rastreado hasta su casa y arrestado finalmente por la policía .

En el informe de arresto se indica que el hombre esta ebrio cuando llegaron, así que seguramente llamó al 911 porque era del único numero que se acordaba. La “broma” le va a costar a Michael tener que pasar por los juzgados el próximo 18 de noviembre, seguro que la próxima vez se lo piensa dos veces antes de beber más de la cuenta.

Os dejo el atestado de denuncia después del salto:

Vía | Übergizmo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *