13 enero 2010 Accidentes, Alucinante, Noticias

Borracho duerme en vías del tren

Acá les traigo la tercera y última parte de las historias más raras que ocurrieron durante el año 2009, y siento que cada vez el mundo está más loco.

No olviden que si conocen alguna historia rara que haya pasado en su país o ciudad, pueden enviárnosla y nosotros la publicaremos ;).

9.- (Septiembre) Francés ebrio se duerme en las vías del tren, y sobrevive a este.

Un adolescente ebrio de Francia apenas logró escapar de la muerte después de que se quedara dormido en las vías del tren y se mantuviera allí cuando un tren pasó sobre él a alta velocidad. El joven de 19 años, cuyo nombre se desconoce, se mantuvo dormido boca abajo en un pedazo de vía cerca del sur de Bretaña, mientras el tren hacia París pasaba, dejando únicamente unas pocas manchas de grasa en su chaqueta. El conductor vio el cuerpo recostado en las vías y accionó los frenos, pero solo pudo detener el tren unos metros después.

El adolescente estaba en su camino desde el festival musical de Saint Nolff cuando se detuvo a tomar una siesta. Al ser rodeado por policías y bomberos que llegaron a la escena, el joven les dio un saludo con su dedo antes de volver a dormir.

10.- (Octubre) Burro consigue trabajo como cebra en un zoológico.

Burro trabaja como cebra

Una vez existieron dos cebras en el Zoológico de Marah Land, las cuales desafortunadamente murieron de hambre, al ser la mayor atracción en el zoológico, el cual consiste en una docena de animales, y al no tener dinero para reemplazar a los rayados amigos, los cuidadores llegaron a una interesante solución.

Desde ese momento el puesto de las cebras fue ocupado por un par de burros con teñidos de blanco con rayas negras (o negros con rayas blancas, como gusten) que se ocupan de entretener a los visitantes del pequeño zoológico. Con sus largas orejas, caras alargadas y ojos dormilones probablemente estos impostores no habrian podido engañar a la única leona del zoológico, pero para un ojo no entrenado, y desde lejos…

11.- (Noviembre) Viuda muere por el ataúd de su marido.

Vida muere por ataúd de su esposo

Una mujer brasileña murió después de ser golpeada por el ataúd de su difunto marido cuando el coche fúnebre en el que viajaban se involucro en un accidente de tráfico, la señora de 67 años iba en su camino al cementerio a enterrar a su esposo, quién había muerto el día anterior.

El coche fúnebre fue golpeado en la parte de atrás por un Alfa Romeo. El ataúd se estrelló contra la cabeza de la mujer, quién estaba sentada en el asiento de pasajeros, matándola instantáneamente. La mujer, Marciana Silva Barcelos y su familia estaban de camino a un cementerio en la ciudad de Alvorada en el estado de Rio Grande do Sul, para el funeral de su pareja, Josi Silveira Coimbra. El señor de 76 años había muerto de un infarto un domingo antes de un baile.

12.- (Diciembre) Hombre con el mejor trabajo del mundo casi muere por una medusa.

Hombre con el mejor trabajo del mundo a punto de morir

Ben Southall, el hombre con el mejor trabajo del mundo ha descubierto que la vida en una isla paradisiaca puede ser no tan bueno como parece. Solo a días de terminar su contrato de seis meses como “conserje” de la isla Hamilton, el señor Souhall fue picado por una mortal medusa Irukandji. la pequeña y translúcida medusa es extremadamente venenosa y sus piquete resultan en hospitalización. Southall se estaba bajando de su Jet ski en el oceano cuando sintió un “pequeño piquete de abeja” en su brazo. Después notó una palpitación en sus manos y pies, el personal de la isla inmediatamente llevó a Southall al doctor. Sítomas de fiebre, dolor de cabeza, dolor en la espalda baja, presión en el pecho y alta presión de la sangre llevaron a doctor a diagnosticar que Southall había sido picado por la medusa Irukandji. Se le dio medicina para el dolor y durmió para deshacerse de los efectos del veneno por la noche.

Vía | Oddee

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *