11 septiembre 2007 Curiosidades

Pues sí, hay que ser lelo para entrar a robar en según que lugares. Un despistado ladrón fue hospitalizado tras sufrir una paliza a manos de avezados aprendices de una academia de kárate que había intentado robar.

“El individuo entró con un arma de fuego a la academia, pero no consiguió intimidar a las decenas de estudiantes que afortunadamente reaccionaron y lo desarmaron”, señaló el coronel Julio César Santoyo, comandante de la policía en el departamento de Santander (Colombia).

El oficial dijo que una patrulla llamada al lugar debió trasladar al frustrado delincuente a un hospital cercano para ser atendido de las múltiples contusiones que sufrió a manos de los karatecas.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *