27 mayo 2006 Deportes

Conozcamos un poco el apasionante circuito del gran premio de Mónaco, uno de los mas emocionantes del mundial de F1.

Ampliar

Récords
Longitud 3,370 km Vueltas: 78 (262,860Km)
Récord Pole J. Trulli 1’13″985 (04, Renault)
Récord Vuelta Rápida M. Schumacher 1’14″439 (04, Ferrari)
Pole 2005 K. Raikkonen 2’30″323 (McLaren)
Podio 2005 K. Raikkonen, N. Heidfeld, M. WEbber

Vencedores
2005: K. Raikkonen (McLaren)
2004: J. Trulli (Renault)
2003: J.P. Montoya (Williams)
2002: D. Coulthard (McLaren)
2001: M. Schumacher (Ferrari)


Comentario

Qué decir de Montecarlo. Este circuito es hoy en día algo que va mas allá de lo puramente deportivo. Es un circuito anacrónico, definido muchas veces como pista “salón”, pero que todo el mundo ama y espera.

Todo comenzó hacia 1928; en el hall del Hotel de París se encontraban: la prima del zar, el Príncipe de Gales y la Bella Otero. El entonces Presidente del Automóvil Club, Antony Noghès, convenció a su amigo Louis, Príncipe de Grimaldi, para que, a las diversiones mundanas que ofrecía la capital del Principado, se añadiera, aún, otra más. Una atracción absoluta, algo sin parangón en el Mundo. Asociar al riesgo de perder fortunas inmensas en sus casinos, el disfrutar del incesante riesgo que conlleva una carrera automovilística. Ver como los bólidos realizan acrobacias entre bordillos y farolas; entre terrazas exclusivas y boutiques de superlujo. Disfrutar del espectáculo desde cualquier ventana, desde cualquier salón o tumbado en una hamaca desde el balcón. Mezclar los más famosos nombres de la aristocracia europea y mundial con los gloriosos nombres de máquinas de competición como Alfa Romeo, Auto Unión, Mercedes, Maserati.

Con la llegada de la nueva formula, la F1, las cosas no fueron diferentes. El creciente auge de la especialidad se vio acompañado por el Montecarlo llegando, juntos, a escribir páginas de oro en la historia de la Formula 1. El creciente aumento de potencia y prestaciones de los monoplazas fue obligando a la modificación de ciertas partes del circuito que necesitaban imperiosamente adaptarse al standard de seguridad requeridos por la FIA. No obstante, estas imposiciones en términos de seguridad, son menos estrictas en Montecarlo que en cualquier otra pista. Montecarlo es diferente, es el gran escaparate publicitario, es el punto de reunión de la “jet-set”, es el glamour y la distinción.

En el aspecto deportivo, es una pista que privilegia las capacidades del piloto sobre las del monoplaza. Aquí se distinguen los mas dotados y no por casualidad Ayrton Senna gano seis veces superando las cinco de Graham Hill que parecían inalcanzables.

Montecarlo es, hoy por hoy, una perla negra en la F1; su diversidad es su belleza, su historia su garantía.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *