26 abril 2007 Tecnología

Un científico japonés crea un androide a su imagen y semejanza. Respira, reacciona a una caricia e imita los gestos de su creador. Se llama Geminoid.

El científico Hiroshi Ishiguro ha conseguido crear un androide a su imagen y semejanza. Su otro yo, de nombre Geminoid, reacciona a los estímulos y hasta imita los gestos de su amo. Una de las novedades del robot es que su creador ha conseguido que respire, estéticamente son idénticos, y es que Ishiguro se ha esmerado en «clonarse» y hasta ha donado cabellos suyos al androide.

Para conseguir este realismo el científico ha dotado a Geminoid de medio centenar de sensores. Éstos ayudan a que el robot reacciones hasta a una caricia.

El clon se mueve a imagen y semejanza de su creador, que ya ha manifestado que cuando se lleva un rato hablando con él, se olvida de que es un robot.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *