19 octubre 2016 Animales, Curiosidades

Bársik

¿Qué pensaríais si os dijéramos que hay un gato que cobra 520 dólares al mes? Sí, es un animal que trabaja. Bársik es un gato ruso que fue contratado por una empresa constructora con el fin de que hiciera un trabajo muy concreto. Y, de hecho, cobra por realizarlo. Es evidente que una parte del dinero va a parar al propietario de la mascota, Vasili Kuchumov. La parte parte de la cantidad se envía con el fin de ayudar a organizaciones que rescatan y ayudan a animales abandonados.

Bársik es un gato que tiene año y medio, y que fue seleccionado gracias a un concurso en el que también participaron otros animales. La elección se realizaba porque el gato era “bonito, inteligente y cariñoso“. El trabajo que tiene que desempeñar es sencillo. En Rusia existen una tradición que argumenta que, cuando se estrena una nueva casa, el primero que debe entrar es un gato de la familia. Una tarea imprescindible para, según parece, alejar a los malos Espíritus y proporcionar felicidad. Y, si el animal se pone a dormir en un determinado lugar, es ahí donde debe ubicarse la cama.

El trabajo de Bársik es el de ser alquilado con el fin de entrar el primero en las casas nuevas. Una labor aparentemente muy importante. De hecho, el número de “alquileres” es bastante alto debido a que la gente tiene miedo de no cumplir la tradición. Es evidente que el animal no tiene que cumplir horarios, por lo que podríamos definir su vida como de muy cómoda.

El caso de Bársik es una excepción debido a una tradición rusa. No creáis que todos los gatos del mundo cobran 520 dólares mensuales por trabajar.

Vía | WatsupEurope
Foto | VK

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *