14 mayo 2012 Curiosidades, Noticias

Funeral

Probablemente, el título de la entrada resulte un poco extraño. Algunos se preguntarán cómo puede un funeral convertirse en una fiesta. Concretamente, este cambio tan radical tenía lugar debido a que el fallecido no lo estaba, en realidad, cosa que le llevó a revivir poco antes de ser enterrado.

Hamdi Hafez al-Nubi sufría recientemente un ataque al corazón mientras trabajaba, tras lo cual era llevado al hospital. Allí, los médicos llegaban a certificar que la persona había fallecido.

Su familia, siguiendo la tradición islámica, lavaron el cuerpo y lo prepararon para enterrarlo. Mientras estaba en el funeral, un médico era enviado con el fin de certificar la muerte. Sin embargo, se encontraba con que el cadáver estaba muy caliente, lo que le hizo sospechar que, en realidad, el fallecido estaba vivo.

Tras examinar el cuerpo de manera más detallada, se llegaba a la conclusión de que el muerto no estaba así. De esta forma, el funeral se convertía en una fiesta en la que participaron todos los asistentes.

Vía | Noticias Insólitas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *